Playa de Sant Joan

Playa de Sant Joan

En la paradisíaca isla de Mallorca, se encuentra un tesoro escondido para los amantes de la tranquilidad y la belleza natural: la Playa de Sant Joan. Esta joya de aguas turquesas y cristalinas es uno de los destinos más recomendados por los viajeros que buscan un lugar mágico para descansar y disfrutar de la naturaleza.

Ubicada en la zona de Mal Pas – Bon Aire, por debajo del Cami Manresa en las afueras de Alcúdia, la Playa de Sant Joan es una cala que no debes dejar de visitar durante tu estancia en la isla. Aunque pequeña, cuenta con una gran admiración por parte de los turistas que la han descubierto.

¿Por qué deberías considerar visitar este maravilloso lugar? Aquí te presentamos algunas razones:

– Aguas vírgenes: Una de las características más destacadas de la Playa de Sant Joan es la pureza de sus aguas. Los tonos turquesas y la transparencia de sus aguas te dejarán sin palabras.

Sumergirse en ellas es como adentrarse en un paraíso acuático.

– Tranquilidad y belleza natural: A diferencia de otras playas de la zona, la Playa de Sant Joan se mantiene en un estado casi virgen. Su entorno natural conservado te brinda la oportunidad de relajarte y disfrutar de la tranquilidad.

– Espacio suficiente: Aunque la Playa de Sant Joan puede ser pequeña en comparación con otras playas de la isla, los visitantes destacan que siempre hay espacio suficiente para relajarse y disfrutar. Incluso en los momentos de mayor afluencia, es posible encontrar un rincón para colocar tu toalla y disfrutar del sol.

– Snorkel y baño: Si eres amante de los deportes acuáticos, la Playa de Sant Joan te ofrece la oportunidad de practicar snorkel y explorar la vida marina que se esconde bajo su superficie. Sus aguas poco profundas y cristalinas son perfectas para sumergirse y descubrir un mundo submarino fascinante.

– Vistas panorámicas: Desde la Playa de Sant Joan, podrás disfrutar de vistas panorámicas impresionantes. El entorno natural y el paisaje circundante te regalarán una visión única de la bahía y del Puerto de Pollensa, creando un escenario perfecto para desconectar y deleitarte con la belleza del lugar.

La Playa de Sant Joan no cuenta con servicios ni duchas, pero eso no ha sido un impedimento para que los viajeros se enamoren de este rincón paradisíaco. Hay que tener en cuenta que para llegar a la playa es necesario bajar por unas escaleras empinadas, pero la recompensa es inigualable.

Si estás en busca de un lugar auténtico y alejado de las multitudes, la Playa de Sant Joan es el destino perfecto para ti. Sumérgete en sus aguas cristalinas, disfruta de la tranquilidad y lleva contigo la experiencia de vivir momentos inolvidables en este paraíso mallorquín.

Visitar la Playa de Sant Joan es descubrir una de las joyas escondidas de Mallorca. No lo pienses más y añade este lugar a tu lista de destinos imperdibles en la isla.

¡Te aseguramos que no te arrepentirás de explorar sus encantos!

Ubicación

Camí de Manresa, 07400, Alcudia, Mallorca España

Playa de Sant Joan: preguntas frecuentes

La Playa de Sant Joan se destaca por sus aguas turquesas y cristalinas, su tranquilidad y belleza. Es ideal para niños ya que no cubre. Sin embargo, no cuenta con servicios ni duchas y para acceder a la playa se deben bajar unas escaleras empinadas.

Debido a la disminución del turismo este año, la Playa de Sant Joan no ha sufrido aglomeraciones como en años anteriores, permitiendo disfrutar de un entorno idílico.

La Playa de Sant Joan es un rincón delicioso para darse un chapuzón. En octubre, el agua alcanza su momento óptimo y magnifica la experiencia de bañarse en estas aguas turquesas.

La Playa de Sant Joan cuenta con espacio suficiente para disfrutar cómodamente, un chiringuito en la cala cercana, aparcamiento gratuito en las inmediaciones y una playa limpia y bien cuidada. Es ideal para bañarse, hacer snorkel y nadar. Además, el agua es cristalina y poco profunda.

Los visitantes destacan el color turquesa del agua, la tranquilidad, la facilidad de aparcamiento y las vistas de la bahía como lo mejor de la Playa de Sant Joan. Aunque algunos mencionan que es una playa estrecha y que el chiringuito puede resultar caro, en general, expresan su deseo de repetir la experiencia.

La Playa de Sant Joan se encuentra a las afueras de Alcudia, en la zona de Mal Pas - Bon Aire, por debajo del Cami Manresa. Es una playa pequeña que puede estar concurrida en verano, pero más tranquila el resto del año. Está rodeada de rocas y en caso de viento molesto. Cerca de la playa hay un chiringuito para aliviar el calor y ducharse.

La Playa de Sant Joan es una de las calas más bonitas de la isla. A pesar de tener cierta afluencia de personas, se puede encontrar lugar cerca de la orilla, hay mucho espacio para nadar y ofrece una vista panorámica desde un pequeño precipicio. El agua es totalmente cristalina y la temperatura es muy agradable.

Los visitantes destacan la espectacularidad de la playa, el agua cristalina y la facilidad de aparcamiento por venir temprano. También mencionan positivamente el bar que se encuentra encima de la playa. Sin embargo, algunos opinan que los precios son altos en general en Mallorca.

La Playa de Sant Joan es la preferida de todas las pequeñas playas de la zona. Destaca por su agua turquesa y su poca profundidad, lo que la hace perfecta para disfrutar.

La Playa de Sant Joan está apartada de la zona de hoteles, a unos 5/10 minutos en bici de Alcudia. Es una playa pequeña, pero se pueden encontrar lugares disponibles si se visita en determinadas horas. Desde la playa, se pueden disfrutar de increíbles vistas del Puerto de Pollensa. Además, esta playa es la única en Mallorca que tiene olas, lo cual es muy apreciado por algunos visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio