Playa de Abama

Playa de Abama

Playa de Abama es una joya escondida en la hermosa isla de Tenerife. Situada en un entorno privilegiado, esta playa privada ofrece a sus visitantes una experiencia inigualable en un ambiente paradisíaco.

Desde sus aguas cristalinas hasta su arena dorada, Playa de Abama es un destino imprescindible para aquellos que buscan relajarse y disfrutar de la belleza natural. Aunque algunas reseñas mencionan el acceso complicado, la caminata vale la pena una vez que descubres todo lo que este lugar tiene para ofrecer.

Una de las características más destacadas de Playa de Abama es su limpieza y cuidado. Los visitantes se sorprenden gratamente al encontrar una playa tan bien mantenida, lo que la convierte en un lugar ideal para pasar un día en familia o con amigos.

Además, cuenta con un tramo de arena blanca y con olas suaves, perfecto para que los niños jueguen sin preocupaciones.

Para aquellos que buscan un poco de aventura, Playa de Abama también ofrece la posibilidad de saltar desde las rocas, lo que garantiza una dosis de emoción y diversión.

Uno de los aspectos más especiales de Playa de Abama es su atmósfera tranquila y relajante. A diferencia de otras playas concurridas, esta playa no tiene un alto aforo, ya que el acceso en coche está limitado.

Sin embargo, este hecho no debe disuadirte de visitar este paraíso, ya que el paisaje y la experiencia que ofrece valen cada paso que des para llegar.

Aunque el acceso puede parecer complicado, la recompensa al llegar a Playa de Abama es incomparable. Sus aguas cristalinas te invitan a nadar y sumergirte en un mundo submarino repleto de peces exóticos.

No importa la edad que tengas, esta playa es perfecta para niños, jóvenes, adultos y mayores.

Además de su belleza natural, Playa de Abama también ofrece un chiringuito donde los visitantes pueden disfrutar de refrescantes bebidas y platos deliciosos. Aunque este chiringuito pertenece al hotel Abama, los visitantes pueden acceder y disfrutar de los servicios que ofrece.

Si bien es cierto que el acceso a Playa de Abama puede requerir un poco de esfuerzo físico, es importante recordar que cada paso está lleno de sorpresas y belleza. Así que no dejes que eso te detenga, ya que este lugar te brindará momentos inolvidables y recuerdos que durarán toda la vida.

En resumen, Playa de Abama es un tesoro escondido en Tenerife. Su belleza natural, aguas cristalinas y ambiente tranquilo la convierten en un lugar único para disfrutar y relajarse.

Atrévete a descubrir este paraíso y déjate sorprender por todo lo que tiene para ofrecerte.

Ubicación

Playa de Abama: preguntas frecuentes

La playa de Abama es una playa privada ubicada en el hotel Abama en Tenerife. Es una playa pequeña pero magnífica, con arena blanca y agua cristalina. Cuenta con un tramo de arena blanca ideal para niños y un área de rocas donde se puede saltar desde ellas. Además, hay duchas para aclararse la arena.

Sí, el acceso a la playa de Abama puede ser complicado. Se debe aparcar lejos y luego caminar unos 10-15 minutos bordeando el hotel. Después de eso, se deben bajar unos escalones empinados pero seguros para llegar a la playa. Sin embargo, vale la pena la caminata.

Sí, la playa de Abama es adecuada para niños. Cuenta con un tramo de arena blanca y olas pequeñas gracias a un dique que permite jugar sin peligro. Sin embargo, el acceso a la playa puede ser complicado para familias con niños pequeños.

El entorno de la playa de Abama es hermoso, con aguas cristalinas y una arena limpia y cuidada. Sin embargo, algunas reseñas mencionan que la arena puede tener restos de bebidas y que el entorno podría ser mejor cuidado.

Sí, hay servicios disponibles en la playa de Abama. Cuenta con un chiringuito perteneciente al hotel donde se pueden adquirir bebidas y alimentos. Además, hay duchas para aclararse la arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio