Cala Barques

Cala Barques

Mallorca, una de las joyas del Mediterráneo, alberga una gran cantidad de hermosas calas y playas que cautivan a los visitantes con su encanto natural. Una de estas maravillas es Cala Barques, un rincón paradisíaco que atrae a turistas y locales por igual.

Ubicada cerca de Pollensa, en xala San Vicente, Cala Barques destaca por su impresionante belleza y aguas cristalinas. El acceso a esta cala se realiza a través de unas escaleras, lo que le confiere un atractivo adicional.

Una vez abajo, podrás sumergirte en un mundo de colores turquesas y disfrutar de la claridad del agua que te permitirá ver tus propios pies en todo momento.

Una de las cosas que más llama la atención de Cala Barques es la gran cantidad de vida marina que alberga. Si eres amante del snorkel, este es el lugar perfecto para sumergirte y explorar un fascinante mundo submarino.

No obstante, se recomienda llevar escarpines debido a la presencia de piedras en el agua.

Más allá de su belleza natural, Cala Barques ofrece también una ubicación privilegiada que permite disfrutar de una gastronomía deliciosa. En los restaurantes cercanos podrás degustar pescado fresco del día, como el gallo De San Pedro cap Roig, o probar una exquisita paella de arroz negro.

La combinación de sabores locales y vistas panorámicas hacen de esta experiencia culinaria algo inolvidable.

Cala Barques forma parte de un conjunto de cuatro calas, junto con Cala Clara, Cala Molins y Cala Carbó, conocido como Cala de San Vicente. Aunque su popularidad ha llevado a su desarrollo turístico con la presencia de apartamentos y tumbonas con sombrilla, aún se preserva su encanto natural.

Además, desde la zona de salto a la derecha se pueden disfrutar de magníficas vistas panorámicas.

La tranquilidad de Cala Barques es especialmente apreciada durante los meses de octubre, cuando el flujo de turistas disminuye y se puede disfrutar de la cala con mayor intimidad. Aunque el agua puede estar un poco más fría, esto no impide sumergirse y dejarse llevar por la belleza de este lugar de ensueño.

En resumen, Cala Barques es una visita obligada para los amantes de la naturaleza y aquellos que buscan playas de ensueño. Sus aguas cristalinas, la diversidad y abundancia de vida marina, así como su ubicación privilegiada, la convierten en un tesoro de Mallorca.

Sumérgete en sus profundidades, disfruta de vistas panorámicas únicas y saborea la deliciosa gastronomía local. Cala Barques no te defraudará.

Ubicación

Cala Barques: preguntas frecuentes

Sí, había bandera roja por el oleaje en Cala Barques y en las calas colindantes.

Se llega a Cala Barques bajando unas escaleras.

Desde Cala Barques sale una ruta hacia Coves Blanques, que dura alrededor de una hora.

Cerca de Cala Barques se encuentran las cuevas de Alzinaret (necrópolis) en Cala San Vicenç, que merece la pena visitar. Están a unos 15 minutos andando de Cala Barques.

El agua en Cala Barques es cristalina, con colores turquesas y se pueden ver los pies en todo momento. Hay muchos peces.

Sí, es recomendable llevar escarpines para entrar y salir del agua en Cala Barques, ya que hay mucha piedra.

En Cala Barques se pueden encontrar mucha fauna y flora. Es muy bonita y recomendable.

En Cala Barques se recomienda probar el pescado fresco del día, como el gallo De San Pedro cap Roig, y la paella de arroz negro.

La playa en Cala Barques es de arena pero con piedra dentro del agua. Es recomendable llevar escarpines para disfrutar de ella.

Sí, debido a las restricciones del Comité, Cala Barques se encuentra tranquila y segura. La playa está limpia, aunque la arena necesita un poco de limpieza.

Cala Barques forma parte de la cala de San Vicens, que incluye las calas Cala Clara, Cala Molins y Cala Carbó. Cala Barques está bastante explotada, con apartamentos, restaurantes y tumbonas con sombrilla. No tiene duchas. Es de tamaño medio y suele haber mucha gente. Sin embargo, lo más destacado es la zona de salto a la derecha, que ofrece bonitas vistas.

Sí, se recomienda llevar calzado para entrar y salir del agua en Cala Barques, aunque hay una parte con arena si no los llevas.

En Octubre, Cala Barques suele tener menos gente y se puede disfrutar más, aunque el agua esté más fría.

Cala Barques es un lugar de ensueño, con agua limpísima, montañas y vistas increíbles. La playa tiene arena.

Cala Barques es una cala bonita con aguas azules y cantos rodados en el lecho del agua. Está rodeada por hoteles y construcciones. Merece la pena visitarla, aunque puede generar cierta frustración debido a lo que pudo haber sido y lo que realmente es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio