Mejores parques nacionales de Tenerife

Mejores parques nacionales de Tenerife

Descubre el lado más salvaje y cautivador de Tenerife mientras exploras los 5 mejores parques nacionales de la isla. Desde majestuosos picos volcánicos hasta frondosos bosques y acantilados dramáticos, esta joya del archipiélago canario te invita a sumergirte en la naturaleza en su estado más puro.

Desde el imponente Parque Nacional del Teide hasta el fascinante Parque Rural de Anaga, prepárate para una aventura sin igual mientras descubres la diversidad paisajística y la riqueza natural que hacen de Tenerife un paraíso único en el mundo. ¡Acompáñanos en este viaje inolvidable por los 5 mejores parques nacionales en Tenerife!

5 MEJORES Parques nacionales en Tenerife

1. Parque Nacional del Teide

El Parque Nacional del Teide es uno de los lugares más imprescindibles para visitar en Tenerife. Llegar allí es toda una aventura, con carreteras sinuosas y vistas de película que te dejarán sin aliento. Una vez llegues a la cumbre, sentirás un cambio drástico de temperatura, por lo que es recomendable llevar una chaqueta. Si bien es posible llegar en coche, también puedes optar por disfrutar de la experiencia en un 4×4. Incluso es posible comprar entradas para el teleférico en línea, lo que agiliza el proceso y te permite disfrutar de vistas inigualables desde las alturas.

Las vistas panorámicas del Parque Nacional del Teide son simplemente asombrosas. Recomiendo hacer paradas en los miradores para deleitarse con el paisaje antes de llegar. De hecho, una buena opción sería visitar este parque después de comer, ya que podrás encontrar aparcamiento sin problemas cerca del teleférico. Sin duda, una experiencia que te hará admirar la grandeza de la naturaleza en su máximo esplendor.

El Parque Nacional del Teide es una visita obligada en Tenerife. Aunque la carretera para llegar puede ser sinuosa, las vistas impresionantes que encontrarás en la cima del Teide hacen que valga la pena el esfuerzo. Además, no es necesario hacer reservas para explorar las rutas pequeñas y los centros informativos que te guiarán a través de este paisaje excepcional y diferente. Sin embargo, ten en cuenta que si quieres subir a la cima del Pico del Teide, necesitarás reservar con antelación. Recuerda llevar ropa de abrigo, ya que la temperatura puede cambiar drásticamente y es importante tener en cuenta que estás en una zona de alta montaña.

El Parque Nacional del Teide te dejará sin palabras y seguramente querrás volver.

2. Parque del Drago

El Parque del Drago, ubicado en Tenerife, es uno de los destinos familiares más populares de la isla. Este parque cuenta con una gran variedad de árboles y plantas canarias, pero sin duda, la estrella del lugar es el impresionante Drago milenario. Este árbol majestuoso deja a todos los visitantes con la boca abierta, y es especialmente emocionante para los más pequeños, quienes podrán explorar la cueva y observar a los lagartos corretear a su lado. Además, el parque cuenta con una hermosa terraza donde los visitantes pueden relajarse y disfrutar de algo refrescante. Definitivamente, una visita muy recomendable.

Aunque algunas personas consideran que no es necesario pagar la entrada para ver el Drago milenario, realmente vale la pena adentrarse en el Parque del Drago. Además de este árbol emblemático, el parque alberga una gran variedad de plantas y una vegetación increíble que rodea al Drago. Incluso como jardín botánico, no deja de impresionar. Si tienes tiempo, te sorprenderá la cantidad de flora y fauna que se pueden apreciar. Sin embargo, hay una plaza cercana desde donde se puede apreciar el Drago y decidir si deseas entrar o no.

El Parque del Drago es un lugar encantador, pero puede resultar un poco difícil para aquellos que visitan con carritos de bebé. Además, algunos visitantes consideran que el precio de entrada es normal, ya que se destina al mantenimiento y cuidado del parque. Aunque algunos quedan con ganas de algo más, este parque ofrece una experiencia única en la visita a Tenerife. La entrada, que tiene un precio simbólico de 5€, es una inversión mínima para contribuir al cuidado de este maravilloso lugar.

El Parque del Drago en Tenerife es una visita obligatoria para los amantes de la naturaleza y aquellos que desean disfrutar de la belleza de este árbol milenario. Además de poder apreciar el Drago y su jardín, el parque ofrece un entorno encantador lleno de plataneras y dragos de la zona. La amabilidad del personal, como la chica de la entrada que es mencionada en ciertas reseñas, también es otro punto a destacar. En definitiva, el Parque del Drago es un lugar precioso que brinda a los visitantes la oportunidad de sumergirse en la flora y fauna de la isla y disfrutar de una visita inolvidable.

Horarios

  • Lunes: 7:30 - 21:00
  • Martes: 7:30 - 21:00
  • Miércoles: 7:30 - 21:00
  • Jueves: 7:30 - 21:00
  • Viernes: 7:30 - 21:00
  • Sábado: 7:30 - 21:00
  • Domingo: 7:30 - 21:00

3. Parque Nacional La Caleta

El Parque Nacional La Caleta es un tesoro escondido en el sur de Tenerife. Este pintoresco pueblo marinero es un lugar perfecto para disfrutar de una comida o cena con vistas al mar en uno de sus acogedores bares y restaurantes. Con el sonido y la vista del mar de fondo, uno se sentirá transportado a otro mundo mientras saborea deliciosos platos locales.

La franja marina Teno-Rasca, que incluye la playa Diego Hernández, es una joya natural que nos permite desconectar de los hoteles de hormigón y disfrutar de la maravillosa naturaleza que Tenerife tiene para ofrecer. Este lugar ofrece la oportunidad única de disfrutar de playas vírgenes y paisajes impresionantes. Aquí uno puede relajarse y olvidarse del bullicio de la vida cotidiana mientras se sumerge en la serenidad de la naturaleza.

El acceso al Parque Nacional La Caleta es un poco complicado, pero vale la pena el esfuerzo. Aunque se recomienda acceder por la avenida de los acantilados, a través del campo de golf abandonado, algunos aventureros eligen el desafiante barranquismo desde La Caleta. Sin importar el camino que elijas, te encontrarás con una maravilla natural. Una vez llegues, podrás disfrutar de la playa y relajarte con el sonido del mar y el espléndido sol. Además, el ambiente es respetuoso y relajado, con música relajante que se mezcla con las olas que rompen en la orilla.

Estas reseñas de los usuarios nos hablan de diferentes experiencias en el Parque Nacional La Caleta. Algunos destacan su belleza natural y la tranquilidad que se vive allí, mientras que otros mencionan la presencia de campistas y restos de basura. Es importante recordar que el cuidado del entorno natural y el respeto por el medio ambiente son fundamentales para preservar este hermoso lugar.

El Parque Nacional La Caleta ofrece impresionantes vistas al mar, playas vírgenes y una atmósfera tranquila que atraerá tanto a los amantes de la naturaleza como a aquellos que buscan una escapada tranquila para disfrutar de la magnífica puesta de sol en el atardecer.

4. Parque Rural de Teno

El Parque Rural de Teno, situado en el extremo noroeste de Tenerife, es un lugar lleno de belleza natural y paisajes impresionantes. Si tienes la suerte de llegar antes de las 10 de la mañana, podrás recorrerlo en coche hasta el Faro Punta de Teno. De lo contrario, puedes tomar un autobús en Buenavista que te llevará hasta allí por solo un euro. Una vez allí, déjate llevar y disfruta de la maravillosa naturaleza que te rodea. Puedes caminar hasta el Faro y seguir los senderos para disfrutar de las vistas de la pequeña playa a la izquierda, donde puedes darte un baño o hacer snorkel. Además, podrás admirar las aguas de colores verdosos y transparentes. Si eres amante del senderismo, también puedes explorar la loma de la izquierda y admirar la espectacular vegetación de cactus y los cangrejos rojos tomando el sol en los acantilados. Teno es sin duda un lugar que te hará desconectar y disfrutar de un día magnífico en medio de la naturaleza.

El Parque Rural de Teno, uno de los mejores parques nacionales de Tenerife, ofrece una experiencia única para los amantes de la naturaleza. La mejor forma de llegar es en guagua, aunque si tienes coche podrás disfrutar de la comodidad de recorrerlo por ti mismo. Este parque combina paisajes a nivel del mar, la imponente costa, barrancos y cumbres. En particular, los acantilados de los Gigantes son una visita obligada debido a sus vistas increíbles. Hay una gran variedad de especies protegidas de aves y otros animales en la zona, lo que te permitirá disfrutar de la fauna local. Además, desde el faro podrás maravillarte con la belleza de los acantilados y disfrutar de impresionantes puestas de sol.

El Parque Rural de Teno es un lugar verdaderamente maravilloso que no te puedes perder en tu visita a Tenerife. Es un oasis alejado del bullicio y el estrés de la vida diaria. Cuando llegas a este lugar, te sientes transportado a otro mundo. Cada paisaje es diferente y único, haciendo que parezca que no estás en la isla. Si te gusta el senderismo, Teno tiene innumerables senderos para explorar, con carreteras que te llevan a todos lados (eso sí, con precaución). No puedes dejar de visitar La Venta de Cipriana, un lugar emblemático y tradicional donde serás atendido por Doña María, una mujer sabia y amable. Además, encontrarás caseríos que venden queso, pero te recomiendo comprarlo a Doña María. Teno es un lugar diferente que te desconectará por completo y te permitirá disfrutar de un día extraordinario.

5. El Cedro

El Cedro es un magnífico parque nacional ubicado en la hermosa isla de Tenerife, en las Islas Canarias. Este lugar está rodeado de una exuberante vegetación y ofrece a los visitantes una experiencia única en medio de la naturaleza. Con una ubicación privilegiada en el corazón de la isla, El Cedro es fácilmente accesible y es un destino popular tanto para los residentes locales como para los turistas.

Este parque nacional es conocido por su excelente comida y un servicio impecable. Los visitantes pueden disfrutar de un delicioso desayuno completo inglés por menos de €3, que incluye 2 tostadas, café, té o jugo. El personal es extremadamente amable y siempre está dispuesto a ayudar, lo que hace que los visitantes se sientan bienvenidos y cómodos. Además, no hay que preocuparse por los vendedores ambulantes molestando a los clientes, ya que en El Cedro se puede disfrutar de una comida tranquila y relajante sin distracciones.

Además de su excelente comida, El Cedro ofrece una amplia variedad de actividades y entretenimiento para los visitantes. Los camareros son conocidos por su excelente sentido del humor y su habilidad para divertir tanto a los niños como a los adultos. Durante la cena, los comensales pueden disfrutar de una deliciosa comida y de un ambiente acogedor y limpio. Sin embargo, algunos visitantes han expresado que la selección musical no siempre es la mejor para crear un ambiente más atractivo.

El Cedro es un lugar imprescindible para visitar en Tenerife. Con su comida deliciosa, servicio amable y actividades entretenidas, este parque nacional ofrece una experiencia única en medio de la belleza natural de la isla. Tanto si estás buscando un buen desayuno inglés como una cena deliciosa, El Cedro tiene algo para satisfacer todos tus deseos culinarios. ¡No te pierdas la oportunidad de visitar este encantador parque nacional durante tu visita a Tenerife!

¡Esperamos que este artículo sobre los mejores parques nacionales de Tenerife te haya resultado útil e interesante! Si tienes alguna pregunta adicional o si quieres compartir tu experiencia en alguno de estos parques, no dudes en dejarnos un comentario.

Estamos encantados de ayudarte y de escuchar tus vivencias.

Además, si conoces algún otro parque nacional en Tenerife que creas que merece ser mencionado, no dudes en decírnoslo. ¡Nos encantaría seguir descubriendo y compartiendo las maravillas naturales de esta increíble isla contigo!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top